Naguar, el secreto de Ribadesella

Ribadesella. Asturias.

Este artículo podría ser así de corto y, solo con esas dos palabras, sería ya maravilloso. Qué no inspira esa tierra. Su comida, su gente, sus paisajes, su acento, su comida otra vez… Asturias, el secreto mejor guardado de España dicen. Y así es. Y que siga así, es parte de su encanto.

Ribadesella está grabado en la cabeza de muchos por el descenso y por el surf. Para otros es el paseo por la playa, son sus casas de indianos, son sus colores, su comida. Sí, siempre es sobre comida. Pero es que en Ribadesella hay un secreto más: Naguar, el restaurante del Hotel Villa Rosario. No tengo muchas palabras para describirlo, solo sé que hay que vivir esa experiencia. Es comer lo tradicional de la forma más moderna. Es la definición perfecta de tradición e innovación. Es ayer y hoy unido en un plato.

No es un restaurante. Es experiencia, es sorpresa, es curiosidad. Es probar cosas nuevas pero es al mismo tiempo tener el sabor tradicional. Es la textura que no esperas con los olores de siempre. Es ponerte de pan hasta las cejas y coger más para acompañar cada plato. Es no poder parar aunque te vayas llenando. Es disfrutar cada momento de esa comida, de las vistas, de la compañía. Es un servicio atento, es un gesto amable, un momento único. Eso es Naguar. Solo si vas puedes entender lo que digo.

El menú que me dejó tocada:

Esfera de fabada escabechada

Esfera de fabada de escabeche

Coulant de cocido de garbanzo

Coulant de cocido de garbanzo

Croquetas de bacalao al pil pil

Croquetas de bacalao al pil pil

Rúcula con queso pregondón, salsa de manzana a la sidra y turrón de avellana

Rúcula con queso pregondón

Callos

Callos

Arroz con almejas

Arroz con almejas

Roca de merengue rellena de queso La Serengona con cardamomo y salsa de zanahoria

Roca crujiente de merengue

Crema de arroz con leche con helado de miel de Ibias Outurelos

Crema de arroz con leche

Pequeñas locuras astures

Pequeñas locuras astures

Esto, con unas vistas a la playa, el hotel Villa Rosario a la espalda… pues que ahí me quedaba. Sí, la foto de abajo está tomada desde la mesa de Naguar…

Ribadesella

Un secreto de Ribadesella que debe salir a la luz y que debe conocerse. Un momento único que se tiene que vivir. Una sensación de paz y felicidad que sí o sí hay que tener. Porque Asturias es eso, pero si lo juntas con familia, con vistas inmejorables y con una croqueta en la mano, pues es placer elevado a dos. O a mil.

No te pierdas esto. Justo esto, no. Disfrútalo.

 

NOTA: el hotel Villa Rosario es la casa de indianos más bonita de la zona. Es belleza y elegancia. Es naguar (así, como adjetivo) hecho alojamiento. Villa Rosario es el sueño de un emigrante afortunado que hizo edificar en 1914 en un lugar privilegiado de la costa oriental asturiana esta magnífica construcción. No te pierdas parte de la historia de Asturias.

Hotel Villa Rosario 2

Naguar

Hotel Villa Rosario, Dionisio Ruisánchez 6, 33560 Ribadesella, Asturias

985 86 00 90

Anuncios

3 pensamientos en “Naguar, el secreto de Ribadesella

  1. Bonita descripción de uno de los lugares mas bellos de ese paraíso llamado Asturias, un gran recuerdo me invade de el ya que se me quedo grabado a fuego en el Alma cuando estuve ahí, en su playa y en esa casa Indiana que describes, gran lugar…. y aun después de tanto tiempo, al leer tu blog se me remueve el Alma llenándome de emociones y de recuerdos.
    Sigue gustándome tu música culinaria y los sonidos que le das a la comida que describes. Gracias

    Me gusta

    • Tú y esa forma de escribir tan inspiradora. Gracias por tus palabras. Asturias toca el corazón de cualquiera. Tendrás que volver a probar esta maravilla de comida y contarme luego si es cierto lo que digo. 😉😉😉 Gracias siempre.

      Me gusta

      • No hace falta volver, para ratificar que lo que que describes porque es cierto, ya que los sabores y olores de tan increíble lugar se quedan grabados para siempre dentro de uno cuando los prueba…….Pero si, volveré porque algo me lleva hasta allí, tan solo he de dejar que el tiempo pase y cicatrice una herida abierta que aun persiste, cuando esto pase me volveré a internar en ese Mundo de Duendes, Hadas y sabores que en ningún otro lugar hay como allí, ojala el destino quiera que tu música también acompañe en ese viaje, porque a veces se echa en falta ese sonido que un día oíste y ahora no sabes como hacerlo sonar, pero que sabes que existe porque esta vivo.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s